A Microsoft no le importa que uses Windows u Office sin licencia

Publicado por pico.dev el , actualizado el .
blog-stack microsoft opinion planeta-codigo planeta-linux software-libre
Comentarios

Si Microsoft quisiera no habría usuarios de Windows sin la correspondiente licencia de uso. Pero lo consiente, tampoco le importa que para un uso personal se haga de forma «pirata». Pocos días después del señalado 29 de julio Windows 10 aparecerá en las redes de compartición de archivos y páginas de descarga, también pocos días después aparecerá un programa que evite el sistema de validación como ha ocurrido con anteriores versiones.

Microsoft

Microsoft ha lanzado a la venta y preinstalará la licencia por el derecho de uso (que no propiedad del producto) de su próximo sistema operativo, Windows 10. Aunque la mayoría adquirirán esa licencia a través del impuesto Windows al comprar un nuevo equipo (aunque no quieran) y aunque (raramente) es posible conseguir su reembolso aún con trabas, la gran mayoría no lo hará bien por desconocimiento de que el equipo y su sistema operativo son dos productos distintos (muchos no saben tampoco que es un sistema operativo), desconocimiento de la posibilidad del reembolso o por no realizar el esfuerzo (me declaro culpable) del cual el fabricante es habitual que proporcione cero información sobre cómo proceder y cuando se realiza es con dificultades. Muchos pagamos la licencia de Windows aunque no la queremos y aunque Microsoft lógicamente prefiere que adquieras la licencia creo que no le importa que no la pagues para un uso personal.

Hay pocas pero algunas opciones para adquirir un portátil sin Windows o con alguna distribución de Linux, de buena calidad, con buenas especificaciones y con un precio razonable, una de ellas son los portátiles de Slimbook. En la bitácora de KDE Blog hay un artículo sobre un modelo de estos portátiles y un vídeo con el unboxing.

¿Por qué digo que no le importa que no pagues la licencia? Porque versión tras versión la medidas incluidas en Windows u Office para protegerlos de un uso sin licencia son evitadas sin aparentemente muchas dificultades y al cabo de muy poco tiempo aparecen en las páginas de descargas las imágenes junto con las instrucciones a seguir para instalarlo sin ningún tipo de problema. Y en Windows 10 será igual. ¿Por que las medidas de validación incluidas no evitan el uso sin licencia? Porque le conviene a Microsoft no ser muy restrictivos. Si lo fueran algunos pagarían la licencia pero otros muchos dirían ¡¿que? ¿que la licencia cuesta 119 € (o 199, o 50 según lo que se consigue con devolución en un equipo nuevo)? ¿un tercio (aprox.) de lo que me costó el ordenador?!, y eso solo Windows, si además le sumamos Office y otros programas el coste de las licencias podría superar con creces el precio del equipo. Peor aún, cantidad a desembolsar cada unos pocos años por la obsolescencia y nuevas versiones. ¿Y qué harían esos que no pudiesen usar Windows u Office? Buscar alternativas y… ¿cuál creéis que eligirían? La también cara competencia de Apple con sus Mac o alguna distribución GNU/Linux como Ubuntu, Linux Mint, Debian, Fedora, openSUSE, etc… Que la gente supiese y pagase el coste de las licencias de software probablemente sería una de las mejores formas de fomentar el uso del software libre y GNU/Linux.

¿Alguien cree que una empresa como Microsoft con los recursos y capacidad que posee no podría implementar una validación que impidiera su uso indebidamente, más ahora donde la conexión a internet es común? No, la respuesta es que no quiere y tiempo ha tenido para demostrar lo contrario. Perdiendo muchos usuarios a favor de sus alternativas haría que esas personas estuvieran capacitadas para usar esas mismas alternativas en el trabajo (incluidas escuelas y empresas de formación), el mundo empresarial donde Microsoft les es más fácil exigir su derecho legalmente en vez de individualmente a personas y de donde obtendrá sus mayores ingresos. Hacerlo provocaría que bajase su cuota de uso en niveles monopolísticos actualmente y posiblemente a largo plazo un peligro de sus ingresos.

Solo hay que ver las millonadas obscenas que se adjudican en contratos para la compra de licencias en la administración pública. Dinero que salen de tus impuestos que aún muchos políticos y funcionarios (ir)responsables de tales adjudicaciones no comprenden (o no quieren comprender) que dicho abultado gasto recurrente está mucho mejor invertido en empresas locales que crean puestos de trabajo en la región y en software libre del que cualquiera puede beneficiarse en vez de en una empresa que para poco de su desarrollo realiza en cada país donde es usado (notar la diferencia entre gasto e inversión como se comenta en El blog de danitxu). El coste de las alternativas de software libre pueden ser igual de obsceno, más abultado aún o mucho menor pero la diferencia entre otras es que muy seguramente no sea por las licencias sino por los servicios de consultoría o desarrollo que pueden ser ofrecidos por empresas locales y de los que dependiendo del caso cualquiera podría beneficiarse.

Microsoft sabe que estás usando su software sin la correspondiente licencia y te lo dice mostrándote un mensaje cada cierto tiempo o te quita el fondo de pantalla, incordia un poco pero que no impide su uso. Voluntariamente o negligentemente los sistemas de validación incorporados en Windows u Office consienten que muchos usuarios usen la versión la versión Pirated, usuarios que no están dispuestos a pagar el considerable coste de la licencia. Aunque preferirá que los usuarios compren la licencia Microsoft permite en cierta medida el uso de su software sin ella, la alternativa sería perder la posibilidad de convencer a algunos a usar el software legalmente aparte de perder couta de uso a favor de otras alternativas, quizá le es más provechosa una situación donde se use su software ilegalmente que una alternativa. Microsoft también comete las injusticias que la ley le deja o nadie le exige, preinstalado su sistema indeseable por algunos que no lo queremos al mismo tiempo que no proporciona información clara y el proceso sea sencillo para conseguir su devolución junto con el reembolso de su coste y en los impuestos que usando ingeniería fiscal Microsoft junto con otras empresas se llevan a donde menos pagan.

Una nueva versión de Windows o un nuevo equipo es una ocasión ideal para en vez de migrar a la nueva versión de Windows dar el salto a GNU/Linux y dejar de preocuparte de estar violando esclavizantes licencias o aceptando cláusulas que la mayoría de personas si leyera y comprendiera no aceptaría tan alegremente. Yo lo hice hace unos años pasando por varias distribuciones, de Windows a Arch Linux, y después de casi seis años aun sigo en Arch, De Arch Linux a Arch Linux.

Yo apoyo al software libre