Sustituir caldera de gas por un termo eléctrico Fleck Duo 7 50

Publicado por pico.dev el , actualizado el .

Comentarios

Tener una caldera es cara, bien por el coste fijo del gas tanto por el alquiler del contador como por el precio de la disponibilidad pero también por las revisiones obligatorias que hay que hacerles por motivos de seguridad. Con motivo de que me tocaba hacer la revisión de la caldera me he decidido a hacer la sustitución por un termo eléctrico, finalmente elegí un Fleck Duo 7 de 50 litros.

Fleck

Como cada 5 años me ha tocado hacer la revisión de la instalación de gas de la casa. Además, como hacía tiempo que no la realizaba como defecto me apuntaron que debía hacer en un periodo de menos de dos meses la revisión de la caldera de gas. La revisión de la instalación de gas en la zona que vivo se debe realizar cada cinco años y la revisión de la caldera cada dos. Los costes de ambas corren a cargo del usuario, salvo que tengas contratado un servicio de mantenimiento que incluso sale más caro, siendo para la revisión de la cadera de unos 60€ y la de la revisión de la caldera de 85€. Hacía tiempo que estaba pensando en sustituir la caldera por un termo eléctrico y estas revisiones junto con sus costes han sido la oportunidad para decidirme a hacer el cambio.

Una de las primeros puntos a tener en cuenta son las diferencias entre una caldera de gas y un termo eléctrico. La más obvia es que las calderas funciona con gas y los termos eléctricos con electricidad por lo que con estos últimos no es necesario tener un contrato de suministro de gas con sus costes mínimos de disponibilidad fijos, alquiler de contador y revisiones. Las calderas requieren de revisiones y cumplir la normativa vigente en una nueva instalación, por ejemplo, requiriendo que la salida de humos se realice directamente a la calle o que la caldera sea estanca con lo que si se realiza una sustitución de caldera puede que haya que adecuar la casa a la normativa pudiendo requerir picar la fachada para la salida de humos en vez de aprovechar la propia salida de humos del edificio. La obra de albañilería y manipulación de instalación de gas debe hacerla siempre un técnico certificado con lo que hay que añadir a los costes la mano de obra de estos obreros. Haciendo cuentas entre factura caldera a gas y termo eléctrico he estimado que el ahorro en mi caso es de unos 6,75€ al mes o de unos 81€ al año con lo que el coste de termo lo rentabilizaré e unos 3-4 años y será algo más después de cambiar a la eléctrica Holaluz.

Los termos no necesitan de revisiones al utilizar electricidad, no usan un elemento tan peligroso como el gas y no generar gases que son tóxicos si no se evacuan adecuadamente. Otra de las diferencias es que la caldera de gas proporciona agua caliente sanitaria en cantidad ilimitada en poco tiempo y los termos limitada dependiendo de su capacidad pero ya 50 litros son suficientes para dos duchas. Como los termos en su depósito suelen mantener el agua caliente proporcionan agua caliente de forma inmediata. Otra diferencia importante es que las calderas proporciona agua caliente para la calefacción y los termos solo para agua sanitaria como la ducha o para fregar platos, aunque la calefacción solo es necesaria en invierno y un calefactor eléctrico puede suplir la carencia. Los termos eléctricos son mucho más baratos y su instalación es mucho más sencilla, una caldera básica cuesta unos 1000€ y a partir de ahí las hay más caras incluso 2000€. Un termo de la gama alta cuesta únicamente unos 300€ y uno más barato y sencillo unos 100€.

Caldera de gas

Uno de los problemas que tenía con la cadera es que en algunos momentos se apagaba por algún motivo que desconozco con lo que durante un periodo de 10 segundos el agua sale fría con las molestias que ocasiona si te te pilla en el aclarado y en invierno. Con el termo no hay estas pérdidas de temperatura mientras tenga en el depósito suficiente agua caliente.

El sustituir la caldera de gas por un termo me evitará los costes de las revisiones de la instalación del gas y de la caldera que en unos 6 años ya habrá cubierto el coste del termo eléctrico. Además me evitará los costes fijos del gas como el alquiler del contador y la disponibilidad de unos 5€ al mes que compensarán el gasto en electricidad que necesite el termo. Otro de mis motivos de dar de baja el gas y solo necesitar electricidad es que cambiándome a una compañía que proporcione energía de fuentes 100% renovable evitaré usar gas aunque esta sea más energía barata que la electricidad y más eficiente para calentar agua el coste global incluyendo costes de aparatos, fijos y revisiones es más cara. Si la factura me sale algo más cara, que no creo por los costes fijos del gas, asumiré el coste pero tendré la satisfacción de usar sólo energía renovable.

Caldera de gas

Termo eléctrico

Ya decidido a cambiar la caldera por un termo empecé a informarme de los modelos de termos y que diferenciaba uno más caro de uno más barato. Los termos eléctricos por el hecho de almacenar agua de forma constante en un depósito sufren de corrosión por el agua y la cal que esta lleva por lo que los fabricantes para proteger a los termos proporcionan al calderín un recubrimiento especial más resistente y para evitar la corrosión incluyen un ánodo de magnesio también llamado ánodo de sacrificio para que la corrosión ataque al ánodo en vez de al calderín.

Dependiendo de la zona de residencia el agua llevará más cal o menos o será más dura o menos, en las zonas mediterráneas el agua es más dura y en la zona norte más blanda con lo que en estas últimas los termos sufrirá menos de corrosión, hay que tener en cuenta la dureza del agua donde vivimos para elegir el termo adecuado, si esta es dura daremos preferencia a termos con ánodos de magnesio grandes revisándolas anualmente y buscaremos alguno con resistencias envainadas y más protegidas de la cal. Dependiendo del modelo y precio el ánodo de magnesio será más grande, se aconseja realizar una revisión del mismo anualmente sobre todo si estamos en una zona con agua dura. Algunos termos incorporan un ánodo electrónico que no necesitan tanto mantenimiento y genera una corriente que impide o disminuye la corrosión al igual que el ánodo de magnesio.

También hay que elegir la capacidad del depósito del termo, los hay de 15 litros, de 30, de 50, de 80, de 100, de 150 y más. Para una vivienda para el uso de agua sanitaria para ducharse 30 litros son suficientes para una persona, o 50 litros para una ducha más larga o más personas. También hay que tener en cuenta las medidas para que encaje en el hueco que deja la caldera, tanto en altura, anchura y profundidad.

Mapa de dureza del agua

Fleck Duo 7 50

Pasando a elegir entre los muchos de modelos de termos que hay me fije entre tres modelos el Cointra TDG-50, el Fagor CB-50ECO y el Fleck Duo7 50. El Cointra tiene ánodos de magnesio pero son de gran tamaño y además incorpora dos. Del Fagor CB-50 ECO me gustaba que poseía las resistencias envainadas y un ánodo electrónico que induce una corriente dentro del agua para evitar la corrosión del calderín. Del Felck Duo7 50 me gustaba que poseía dos depósitos y es algo más eficiente que los otros aunque este posee las resistencias sumergidas.

Todos estos termos poseen un tamaño similar al de una caldera por lo que en cuanto a espacio no requieren tener nada en cuenta. El Fagor y Fleck tiene unas medidas diferentes en cuanto a anchura, altura y profundidad , el Fagor es más alto y con más profundidad y el Fleck es el termo con menos profundidad pero es un poco más ancho que el Fagor. El Fagor y Fleck poseen un display digital con el que seleccionar la temperatura del agua, el display del Fleck bastante más avanzado indicando el tiempo restante hasta alcanzar la temperatura deseada, una estimación del número de duchas que restantes y si hay agua caliente para una ducha. Una cosa que no muestra el display es cuando las resistencias están encendidas al mantener la temperatura a los grados deseados.

Finalmente me decidí por el termo Feck Duo7 50 es un termo de gama alta y su precio es de los más altos entre los modelos de termos con la misma capacidad pero su precio como comentaba anteriormente es muy inferior a cualquier modelo de caldera. Donde vivo el agua es de buena calidad y blanda con lo que las resistencias no lo he considerado muy importante que estuviesen envainadas. El display es bastante bueno pudiendo elegir la temperatura del agua, informa del tiempo restante hasta alcanzarla y la temperatura del agua actual. Este modelo de termo eléctrico una de las varias cosas buenas que tiene es que es muy plano tiendo únicamente 27 centímetros de fondo con lo que es posible ganar un espacio que antes estaba ocupado por la caldera como ha sido en mi caso. Se puede colocar en vertical u horizontal. Posee ánodo electrónico asi como también ánodos de magnesio, función antilegionela, antihelada, un display digital que indica el tiempo restante hasta alcanzar la temperatura programada y la temperatura actual, función de ahorro de energía según hábitos de uso y dos depósitos independientes para mayor eficiencia calificada como B. Los controles son táctiles, intuitivos y con la rueda circular se controla la temperatura.

El termo Fleck Duo 7 50 consume como máximo 1500W, yo tengo una potencia contratada de las más bajas de 2200W, quizá no pueda poner la lavadora, vitrocerámica y aspiradora simultáneamente pero organizándose un poco no hay mayor problema para que no salte la luz. Aún no lo he probado con el termo encendido y a la vez la vitrocerámica que son de los aparatos eléctricos que más consumen.

Caja Fleck Duo 7 50

En el manual de Fleck Duo 7 50 se explican mejor las funciones que posee, una de ellas es que aprende los hábitos de consumo y se adecua a ellos para ahorrar energía. También posee una configuración manual con la que se establece la temperatura deseada y el termo la mantiene a esa temperatura. El termo es bastante eficiente por sus dos depósitos independientes y a lo largo del día manteniendo el agua a una temperatura de unos 45º el termo se enciende no más de tres veces al día y solo durante unos minutos.

Incluye dos tacos y tornillos de unos 8 centímetros de largo y 8 milímetros de diámetro y una plantilla de montaje que tiene el tamaño real del termo para calcular la posición deseada antes de taladrar la pared. Los tacos incluidos en la caja no son muy buenos y cuando los puse los anclajes quedaban algo separados de la pared. Al final en vez de usar los tacos incluidos use un taco químico y unas varillas roscadas de 10mm para anclar los soportes y colgar el termo. Con las varillas, taco químico, roscas y arandelas el termo queda mejor asegurado. Al ser el termo bastante plano la carga que ejerce sobre la pared es más vertical.

Válvula de seguridad por presión, tacos, tornillos, casquillos electrolíticos, plantilla montaje y etiqueta de calificación energética
Soportes incluidos en la caja, el soporte queda en diagonal
Soportes con taco químico y varilla roscada

Instalación termo eléctrico

Antes de empezar la instalación del termo solicite la baja del suministro del gas, en unas dos semanas mi compañía me notificó que ya me lo habían dado de baja y comprobé ya que la caldera no encendía por falta de gas. La baja de gas implica la eliminación del contador, una posterior solicitud de alta conlleva unos 60€ por el concepto de enganche. En cualquier caso no hay que manipular la instalación del gas hasta que llega a la ventana, en todo caso cerrar las llaves de paso y colocar un tapón en el tubo del gas de la caldera que queda sin uso para que no le entre suciedad. La instalación del termo se puede realizar en el mismo lugar en el que estuviese la caldera aunque para evitar pérdidas de calor se recomienda que esté los más cerca de la ducha. Como en mi caso la caldera proporcionaba agua caliente también para la calefacción los tubos del circuito cerrado de la calefacción quedarán sin uso, he vaciado el circuito y para que no les entre suciedad los he tapado con un tapón de metal. La entrada del agua y la salida del agua caliente que usa el termo son las mismas que usaba la caldera aunque para las conexiones hay que utilizar alguna llave de paso para cortar si es necesario la entrada del agua o vaciar el termo, unos codos de fontanería apropiados según las anchuras de los latiguillos y entrada de agua y unos latiguillos de 30cm para unir el termo con los tubos del agua.

También he tenido que adaptar la conexión eléctrica ya que de construción a la caldera le llegaban directamente los cables. He puesto un enchufe de tipo schuko de superficie, todavía me queda poner una canaleta para los cables. Con un poco de yeso a las salidas de los tubos para embellecer la pared que ahora se ve más.

Instalación termo eléctrico
Pantalla táctil y digital en modo mantenimiento de temperatura y calentando agua

El termo Fleck me costó 315€ comprándolo en Bricomart, si lo hubiese comprador en internet ya sea en Amazon o en la tienda de Droitek me podría haber salido por unos 50€ más barato, unos 265€ con gastos de envío incluido. Desde luego no lo compraría en El Corte Inglés ya que el modelo Fleck en concreto costaba unos 400€ lo que es significativamente superior. Al final por no tener que esperar a que llegase y estar presente en casa para recogerlo lo compré en Bricomart. En Amazon algunos vendedores ofrecen algo mejor precio.

Con el grifo monomando que tengo la temperatura del agua caliente se puede regular perfectamente pero si quieres tener mayor control existen los grifos termoestáticos que regulan el caudal de agua caliente y fría automáticamente para que en la salida el agua esté a la temperatura deseada.

Grifo monomando

Me he duchado con el agua en el termo a 55, 50 y 45 grados (manteniendo a 45 grados el agua es más que suficiente) y con con una distancia en mi casa desde el termo hasta el baño de unos 15 metros de tubería y el agua en la ducha sale bastante caliente, lo suficiente para ducharse en verano y haciendo que el monomando que tengo no esté completamente abierto en el agua caliente. 50 litros dan más que suficiente para dos duchas sin agobios por ahorrar agua. Para disponer de más cantidad de agua caliente basta con subir la temperatura del agua en el termo.