Sobre el Slimbook AIO Curve

Escrito por pico.dev el .
hardware opinion
Comentarios

Slimbook

Hace unos días Slimbook presentaba el nuevo equipo AIO Curve con una pantalla de 24 pulgadas ampliando su catálogo de productos en una nueva categoría, un todo en uno, all-in-one o AIO. Como es el caso de estos modelos el equipo consta de un monitor en el que en parte trasera de la pantalla está integrada el procesador, memoria, almacenamiento SSD, todas las piezas como salida de red, wifi, audio y conexiones. La características de estos equipos es que no necesitan de mucho espacio, solo el que ocupe el monitor, son silenciosos y requiere de algún cable menos.

El nuevo modelo que parte de los 849€ con un Intel Core i5-7200 y 8 GiB de RAM y de 949€ con un Intel Core i7-7500 con la misma cantidad de RAM. Se le puede ampliar la RAM, poner discos SSD con interfaz SATA y NVMe así como un disco mecánico para mayor capacidad de almacenamiento y WiFi AC, tiene varios puertos USB 2.0 y 3.0, salida de red ethernet Gigabit y audio. Sin tener que pagar el impuesto Windows y con procesadores Intel aunque con el fallo de seguridad Meltdown y Spectre incluido. La pantalla es de 24 pulgadas en formato algo curvado con una resolución de 1920x1080 con unos bordes de pantalla muy reducidos salvo en la parte inferior.

Varios medios se hacía eco de la presentación:

Slimbook AIO Curve

Hasta aquí los hechos. Siendo usuario de GNU/Linux y estando intentando buscar un nuevo equipo pequeño y silencioso y siendo Slimbook una de las marcas que estoy siguiendo como candidata para comprar uno de sus equipos me voy a permitir el lujo como posible cliente de dar mi opinión de por que el Slimbook AIO Curve no me lo planteo como una opción que evaluar.

Uno de los motivos que no me convencen es que por ser un AIO da poca flexibilidad al no poder elegir el monitor que uno desee, no se puede personalizar el monitor y hace inútil el aprovechar el monitor que uno ya tuviese (salvo que uno quiera tener una segunda pantalla) o poder usarlo junto con un monitor de mayor resolución ahora que están apareciendo los monitores 2K y 4K a unos precios todavía abultados pero alcanzables si uno quiere pagar el capricho. No permite quedarse con el monitor y cambiar el equipo o al contrario, es más difícil de reparar y más fácilmente obsolescente, su característica principal que lo define, con la integración entre equipo y monitor es su defecto. Lo mismo pienso de los iMac.

El segundo motivo es que veo poco útil que el monitor sea curvo en una pantalla tan relativamente pequeña, esta característica me parece algo más estético, moda y publicitario que práctico. En una pantalla de 27” o 32” puede tener más sentido pero en una de 24” creo que más bien no. Además, que la pantalla sea curva no es del agrado de todo el mundo, más bien al contrario, al igual que en los televisores.

El tercer motivo es que no aporta mucho más que un Slimbook ONE combinado un monitor. El Slimbook ONE más el monitor hace ya la misma función que este nuevo AIO Curve. El ONE se puede adosar a la parte trasera de los monitores haciendo uso del soporte estándar VESA y estéticamente creo que no quedaría diferente para aquellos que busquen un equipo que ocupe solo el espacio del monitor. Además el ONE y el monitor separado me parece mejor opción por no adolecer de los problemas comentados uno y dos (si uno no quiere pantalla curva) con la ventaja de que el usuario puede decidir la disposición que desea de su equipo, si adosado en la parte trasera del monitor o sobre el escritorio para mayor facilidad de conectar cables y dispositivos.

En cuanto a precio el Slimbook ONE que parte de los 459€ más lo que costase un monitor Full HD (sobre los 150€) es más barato y con un monitor mejor de incluso 2K y 4K de precio aproximado 300€ se queda más o menos en el precio del AIO Curve, lo único que tendría peor el ONE es una generación anterior de procesador.

El AIO Curve y ONE son dos productos diferentes que entran en competencia en el mismo catálogo y en rango de precios, este nuevo es un equipo por estos motivos para mí que calificaré de incierto éxito y existiendo el ONE prescindible. En portátiles ultrabook con el PRO2 tienen el que creo mejor modelo del mercado por precio, características y opciones de configuración. Mucho mejor incluso comparándolos con los MacBook y marcas mas grandes como Asus, Acer, Dell, Lenovo, HP, … no es poca cosa para un ensamblador y distribuidor del tamaño que tendrá Slimbook respecto a sus competidores.

Hubiese actualizado el ONE a una generación de procesadores más nueva y añadido un monitor al catálogo. No se que éxito tendrá el AIO Curve, dudo que sea una opción tan popular como los Slimbook PRO2 o Katana pero no se puede comparar con estos, sí sería curioso conocer los números de pedidos comparados con el ONE.

Varios comentarios en el artículo de MuyLinux están en la misma línea que comento aquí y al igual que alguno pienso que sacar un ONE con un AMD Ryzen sería algo diferenciador ya que no hay ningún NUC/Brix/Cubi/similar en este formato que no utilice micros Intel, más arriesgado por novedoso y desconozco si factible por el soporte de los fabricantes de componentes. Los AMD Ryzen tiene buen rendimiento, precio y parece que AMD está haciendo un buen trabajo en los controladores gráficos para GNU/Linux. Por otro lado un mini ITX o incorporar un monitor creo que hubiese aportado algo más a su catálogo por complementar su oferta de portátiles ya que muchos usuarios usan portátiles pero al mismo tiempo con una pantalla externa. Pero esta solo es mi opinión.

Así que por mi parte tendré que seguir esperando si no me puede el ansia antes… y creo que durante un buen rato por resistirme a comprar un procesador Intel defectuoso, hasta que saquen nuevos modelos arreglados pasarán varios meses, semestres y quizá algún año. Podría ser que no esperase tanto si hubiese algún modelo con procesador AMD, como decía en este caso solo me queda la opción en formato mini ITX con sus propios contras.