De un móvil Samsung Galaxy S3 a un Samsung Galaxy S6

Escrito por el , actualizado el .
hardware planeta-codigo opinion
Comentarios

He estado muy contento con un Samsung Galaxy S3 durante unos 3 o 4 años más al instalarle LineageOS 7.1 y en ningún momento no ha habido nada de lo que he necesitado hacer que no puediera por no tener capacidad, aún teniendo solo 1GB de memoria. Al abrir aplicaciones o alguna opción era un poco lento pero aceptable según mi criterio. Ahora he pasado a un Samsung Galaxy S6 que hoy día es un móvil ya viejo pero para mi suficiente. En los días que llevo usándolo estoy más que satisfecho, la mejora de rendmiento es apreciable respecto al S3. Si con el S3 ya estaba contento y tenía suficiente, con el S6 creo que será otro móvil del que guardaré un grato recuerdo.

Samsung
Android

El móvil es posiblemente el primer contacto de mucha gente nacida sobre los años 1970 en una época que su juventud la pasó sin la tecnología actual como internet, los ordenadores personales y los citados móviles que también pueden ser donde realizan la mayor parte de su actividad tecnológica. Los móviles primero llegaron como sustitutos de los teléfonos fijos para enviar y recibir llamadas incorporando la funcionalidad de mensajes de texto y de forma muy limitada conexión servicios por red no diría internet.

Sobre la década de los años 2000 se desarrollaron los primeros teléfonos inteligentes o smartphones con mayores capacidades, teclados físicos y aún pantallas pequeñas, también adquieren otras funciones como la incorporación de cámaras fotográficas o conectividad con WiFi y conexión a internet través de redes móviles. La siguiente tendencia ha sido incorporar pantallas táctiles cada vez más grandes, mejores cámaras fotográficas y otros sensores como GPS para ubicación, NFC para pagos por proximidad o de huellas. En realidad se han convertido en un dispositivo muy versátil con una capacidad de cómputo y memoria significativa que rivaliza con algunos portátiles, tanto que incluso para muchas personas hace innecesario tener un ordenador personal portátil o de escritorio y para otras personas puede haberlo incluso sustituido.

En mi caso el móvil me sigue pareciendo un dispositivo incómodo para trabajar sobre todo para escribir texto y sigo utilizando en mucha mayor medida un ordenador de escritorio. Aunque hay algunos intentos como el Samsung Galaxy DeX u otro aún no se ha masificado el baticinio que hacía en La siguiente disrupción tecnológica, la convergencia en el 2016 como elemento que puede convertir el móvil en un ordenador personal. Mis necesidades no son tales como para que el móvil pueda sustituir el ordenador personal pero ya he pasado por varios móviles y hoy ha llegado el momento de buscar un susituto al Samsung Galaxy S3 que me ha servido perfectamente y con el que he estado muy contento más aún después de instalarle LineageOS 14.1 para tener Android 7.1 (Nougat) desde su original 4.0 (Ice Cream Sandwich) actualizado a 4.3 (Jelly Bean) y 4.4 (KitKat).

He tenido varios móviles empezando por un Motorola C350 y pasando por Nokia 6630, HTC Wildfire CDMA, Motorola Defy, el citado Samsung Galaxy S3 lanzado en el 2012 hasta que he vuelto a cambiar. Realmente el único móvil que he comprado fue el primero el resto los he ido heredando de los descartes de otras personas y el Samsung Galaxy S3 es un móvil con el que he hecho todo lo que he necesitado. Principalmente usar GMail, Twitter, mensajería con WhatsApp, ocasionalmente Firefox para el móvil y algún juego como Clash Royale. En buenas condiciones de luz realizando un enfoque adecuado con sus 8 megapixeles de cámara principal es capaz de tomar buenas fotografías y sacar buenos vídeos.

Móviles que he tenido

Pero el Galaxy S3 también ya me estaba dando algunos síntomas de agotamiento, en modo espera me aguanta un día pero con un uso algo más intensivo la batería baja rápidamente y requiere alguna carga más de una carga al día. Algunas aplicaciones como GMail y Twitter se nota que el procesador Exynos 4412 quad-core que tiene cumple pero no va sobrado para la época actual. En total el S3 habrá tenido 7 años de vida, menos lo que no sería mucho si no lo hubiese dado un segundo uso y un tercero con LineageOS.

Como opciones candidatas he estado barajando un Samsung Galaxy A50, Samsung Galaxy A70, Xiaomi Mi 9 y Xiaomi Mi 9 SE. Cualquiera de ellos unos pedazo móviles en el rango de los 300-450€ que no tienen mucho que envidiar a otros de gama alta pero que cuestan el doble o más.

Sin embargo, en vez de comprar uno de estos anteriores nuevos como en ocasiones anteriores he tenido la posibilidad de heredar otro móvil, en este caso un Samsung Galaxy S6 lanzado en el 2015 que para haber pasado 4 años a día de hoy y por las especificaciones que tiene ha resistido el paso del tiempo bastante bien creo para los móviles del 2019 de gama media-baja. Y es que es un móvil de gama alta de su época al igual que lo fue el S3 en su momento. En primer contacto con él se nota una apreciable fluidez al abrir aplicaciones comparado con el Samsung Galaxy S3.

  • Actualizable a Android 7.0 (Nougat).
  • Pantalla 5.1”, Super AMOLED, 1440 x 2560 pixels, 577 ppi.
  • Procesador Exynos 7420 Octa (14 nm), CPU Octa-core (4x2.1 GHz Cortex-A57 & 4x1.5 GHz Cortex-A53), GPU Mali-T760MP8.
  • Memoria 3 GiB RAM, 32 GiB interna, sin microSD.
  • Cámara principal 16 MP, f/1.9, cámara delantera 5 MP, f/1.9.
  • Comunicaciones Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac, Bluetooth 4.1, GPS, NFC, infrarrojos.
  • Sensores huellas en el botón de inicio, acelerómetro, giroscopio, proximidad, brújula, barómetro, frecuencia cardiaca.
  • Batería 2550mAh no extraíble, carga rápida de 15W, carga inalámbrica.
Nuevo móvil, Samsung Galaxy S6

Tiene marcos grandes, no tiene un sensor de huellas integrado en la pantalla, sin triple cámara con gran angular, ni zoom óptico y efecto desenfoque como están incorporando los móviles nuevos como los anteriores y echo de menos una tarjeta microSD para ampliarle la capacidad de almacenamiento sobre todo para añadirle mi colección de música. Pero suficiente para mi.

La tecnología avanza muy rápido cada año hay un nuevo modelo de móvil que supera al anterior, pero suelen ser mejoras graduales que hasta pasado varios años más un móvil como el Samsung Galaxy S6 después de 4 años sigue siendo un gran móvil al que le daré una segunda vida. Quizá dentro de unos años herede un Samsung Galaxy S8 o S9 y así estoy tirando millas sin necesidad real de tener que comprar un móvil. Mejor que reciclar es reutilizar.