Smartcards en vez de discos para una futura generación de consolas

Escrito por el , actualizado el .
juegos opinion planeta-codigo
Comentarios

Todo indica que el formato físico de los juegos está a punto de desaparecer en una futura generación de consolas no muy lejana como ya ha ocurrido en gran medida con la música o los libros. Pero los juegos digitales crean otros problemas que los juegos físicos no tienen y es el motivo por el que algunos usuarios son contrarios a solo los digitales, ¿sería posible solución a los problemas de los juegos físicos y de los digitales? Aquí teorizo sobre este tema y planteo una solución, las smartcards.

Play Station
Xbox

Hasta recientemente la forma de distribuir los juegos en las consolas y PC ha sido a través de cartuchos y discos CD, DVD, y Blu-Ray, si embargo con la masificación de internet y con anchos de banda asequibles para las conexiones residenciales de los usuarios de entre 30 Mbps, 600 Mbps y en un futuro aún más parece que es el momento de que los fabricantes y algunos usuarios estén prefiriendo un modelo de distribución basado en la descarga digital por internet. De hecho Microsoft con la Xbox One All-Digital ya ni siquiera posee lector de discos y todos los juegos ha de ser adquiridos a través de su tienda, la Play Station de Sony también posee su modelo de distribución digital.

El lector de discos junto con el posible sobrecalentamiento es uno los causantes de el mayor número de averías. Tarde o temprano el lector falla al ser algo mecánico, más temprano cuanto más uso se le da. Es uno de los motivos por los que si yo tuviese una consola me platearía adquirir los juegos digitales en vez de físicos estando a un precio similar o incluso un poco mayor, esto no quiere decir que considere que los digitales deberían ser mas baratos porque la distribución de los mismos es más sencilla y barata. En la actualidad de momento no hay interés en mantener una competencia de precios entre la tienda digital y la física, salvo ofertas puntuales aunque los físicos de segunda mano se suelen encontrar a precios menores que en las ediciones digitales. Otro motivo por el prefiero los juegos digitales es porque me ocupan espacio y en mi caso no estoy apegado a tener las cosas tangibles para adorarlas como si fuesen totems de dioses, vamos que no necesito verlas colocadas en una balda cogiendo polvo. Los discos pueden estropearse con rayadoras y necesitan de todas formas descargar actualizaciones con contenido mejorado o adicional.

Sin embargo, algunos usuarios prefieren los discos por el apego sentimental que pueden tenerle al objeto por los buenos momentos de diversión que les ha proporcionado. Otros quizá por coleccionismo. Algunos prefieren poseer algo tangible de lo que compran y en algún caso porque con razón consideran que en el caso de los digitales es la empresa la que realmente posee el juego y no quieren que sea la empresa la que tenga ese poder, si la empresa desaparece todo los bienes digitales que adquirieron ¿que pasaría con ellos? ¿también desaparecerían? Si Microsoft decide cerrar la división de juegos porque no está obteniendo el rendimiento esperado todas las personas podrían perder sus posesiones digitales.

Las smartcards como hipotética solución

De esto que das un paseo andando o estás cansado a punto de dormir y después de haber un par de vídeos anteriormente o hablado con alguien sobre el tema le das una vuelta y se te ocurre una forma de como solucionar un problema, en este caso el de la posesión física y compatibilizarlo con las descargas digitales. He estado viendo dos vídeos en dos canales de YouTube que hablan precisamente de este tema, uno de tonondor y otro de Vídeo Blog (seguro que hay más de otros usuarios de YouTube), y como solución a los problemas anteriores de fiabilidad del lector de discos y la posesión física frente a la digital se me ha ocurrido que una solución podría ser el reemplazo de los discos por una smartcard.

El concepto de una smartcard es un objeto tangible como una tarjeta de crédito que correspondería a la posesión física de un disco al que reemplazaría, al contrario de los discos no tendría almacenamiento sino que simplemente sería algún tipo de credencial de que su poseedor concede el derecho a usar un juego. Lógicamente esta smartcard debería estar dotada de suficientes medidas de seguridad para que no pueda ser suplantada. El lector de disco con partes mecánicas sería reemplazado por un lector de tarjetas inteligentes por contacto o contacless como ya funciona numerosas tarjetas de crédito y bonos de medios de transporte.

Quedada resuelta la posesión física de los juegos con la smarcard, queda como descargarlos y en este modelo que planteo la descarga se realizaría a través de internet tal como ocurre en los juegos digitales. Una vez descargado el juego ya no sería necesaria la conexión a internet y solo introducir la smartcard en cada inicio del juego, en cada 3 inicios o cada 3 días para evitar la incomodidad de tener que usar la smartcard en cada inicio.

Resuelta la posesión física y la descarga queda como poseer la imagen de juego como si de un disco físico se tratase y podría ser dando la posibilidad de guardar la imagen instalable de juego en un disco duro externo ya sea en una imagen ISO u otro formato de imagen. Nuevamente tanto la smartcard como la imagen de disco debería estar dotada de suficientes medidas de seguridad para que estos no puedan ser alterados, suplantados o usados de forma ilegítima pero si lo han hecho con los discos blu-ray no veo por que no puedan hacerlo con el sistema de smartcard.

Queda resolver como poder descargar las imágenes de los juegos en una fecha tan posterior del lanzamiento de la consola como 20 años después pero mientras la seguridad esté en la posesión de la smartcard como forma de poder jugar al juego en la consola incluso no tendría por que ser Sony, Microsoft o Steam las que distribuyan las imágenes de los juegos y podría ser cualquier otra entidad o usuario incluso mediante torrent.

Con las smartcards el mercado de segunda mano del que se nutren algunas tiendas como forma alternativa de negocio a la venta de juegos nuevos precintados podría seguir funcionando exactamente igual cosa que con los digitales es susceptible de desaparecer. Por supuesto, las smartcards serían algo más pequeñas que los discos, posiblemente tan fáciles de crear y con un coste no muy diferente.

Eliminar el lector de discos tiene la ventaja adicional de que seguramente el lector de smartcards sería mucho más pequeño con el consiguiente ahorro en tamaño de la PS4 y también peso.