Qué es mejor para jugar y 10+ variables para elegir entre PC o consola

Escrito por picodotdev el .
juegos
Enlace permanente Comentarios

Ha una cantidad ingente de juegos nuevos y antiguos a los que jugar. Y mútiples plataformas donde jugar a juegos, las principales PC y consola pero también están los emuladores y aumentarán las personas que lo hacen mediante streaming sin necesidad de gran hardware. Para decidir que plataforma es mejor hay mútiples variables que intervienen, una importante es el precio del hardware, juegos y servicios pero hay algunas otras más. Dada la variabilidad no hay una claramente superior a las otras para todas las personas.

PlayStation

Xbox

Una de los propósitos que se puede utilizar un PC es de dedicarlo en mayor o menor medida a los juegos. Con NVIDIA y Ati, ahora AMD, y evolución de las tarjetas gráficas dedicadas y las integradas cada vez más capaces los juegos han ganado en detalles gráficos enormemente.

Las consolas y los PC en la actualidad utilizan la arquitectura de mismos componentes. Una consola es casi un PC especializado exclusivamente en juegos, utiliza similares componentes que se encuentran en el mercado de los PC, en cuanto a procesador, memoria, tarjeta gráfica y almacenamiento.

La siguiente evolución de las tarjetas gráficas es la adopción de la tecnología de trazado de rayos que mejorará aún más el realismo y detalles gráficos de los juegos. En trazado de rayos ya está disponible en los juegos que lo soporten en las tarjetas gráficas de NVIDIA de la serie RTX 2000. AMD añadirá su soporte en la siguiente generación de gráficas con arquitectura RDNA2 y aparecerá en la generación de las consolas PlayStation 5 y Xbox Series X del año 2020. Con el trazados incluso juegos con gráficos simples como Minecraft lucen excepcionalmente bien.

A la hora de elegir la mejor mejor opción para cada persona según sus necesidades, presupuesto, características o preferencias, ¿qué es mejor para jugar, PC o consola?. Para tomar esa decisión hay que evaluar un conjunto de puntos que en cada persona puede variar su importancia. La decisión final dependerá del conjunto, algunos valorarán más el precio, disponibilidad de juegos, versatilidad de PC, precio de los juegos, juego en línea, …

En mi opinión no me parece que haya una opción clara ganadora para todas las personas, la decisión depende de varios de estos factores. Para algunas personas el PC es la opción preferida pero para otras es la consola.

Versatilidad

El PC es un producto polivalente capaz de realizar múltiples funciones, una de ellas los juegos pero también tareas ofimáticas, navegación por internet, descargas y muchas otras. Las consolas aunque en realidad son como un PC son un producto que solo se pueden utilizar exclusivamente para juegos.

De modo que si una persona compra una consola es probable que también necesite comprar también un PC cosa que con únicamente el PC ya tendría cubiertas todas las necesidades informáticas que necesite. Aunque no tiene por que ser así ya que los smartphones pueden suplir algunas de las funciones de los PC.

Precio hardware

El precio es uno de los puntos más decisivos a lo hora de tomar la decisión entre PC o consola. Dado que un PC es capaz de realizar múltiples funciones sin nada más adicionalmente puede parecer que es una opción más económica pero también depende de qué componentes monte el PC.

Los juegos son posiblemente las aplicaciones más exigentes en cuanto a memoria, procesador, gráfica y almacenamiento que un usuario utiliza en su PC y los componentes para un PC gamer han de ser superiores a los que serían suficientes para un PC dedicado a tareas ofimáticas. Los componentes para un PC gamer incrementa el precio para poder jugar a los juegos.

El precio de un PC gamer puede estar entre 500 € llegando a los 1000 € e incluso llegando los 1500 € y 2000 € dependiendo del presupuesto de cada persona. Hay que tener en cuenta que un PC gamer de 500 € quizá sea capaz de jugar a los juegos actuales pero bajando los detalles gráficos más si utiliza un tarjeta gráfica integrada, más barata pero mucho menos potente y no será capaz de mover los juegos a tasas de frames por segundo altos sin bajar los niveles de detalles. Para poder jugar a los lanzamientos de juegos futuros hay que incrementar el precio para tener garantías de poder jugarlos a buenos fps o nuevamente bajar detalles. Solo la gráfica puede costar 600 € y el procesador 300 € a los que hay que sumar caja, placa base, fuente de alimentación, teclado, ratón, almacenamiento de estado sólido y memoria.

Las consolas por su parte son más económicas que un PC equivalente y tienen la garantía de que si el juego está en disponible se puede jugar a una calidad mínima aceptable ya que los juegos se adaptan para que así sea como en el caso de The Witcher 3 para Switch.

Pero una consola no cubre todas las necesidades y es posible que también sea necesario comprar un PC para complementarlo. Pero este PC al no estar dedicado a los juegos es muy posible que no necesite ser demasiado potente y por tanto será más económico. Una consola está en torno a los 200-350 € y un PC ofimático 400-500 €.

La generación de una consola está en torno a 7 años y un PC gamer puede estar en torno a eso para seguir jugando aceptablemente bien a los últimos lanzamientos. Un PC ofimático de 400 € y consola de 400 € empieza a compensar si el precio del PC gamer está a partir de 1000 €.

Precio juegos

Tanto en PC como en consola los se hacen muy frecuentemente ofertas, prácticamente cada semana, con grandes descuentos que pueden partir del 25% hasta llegar al 90%, y un juego que cuesta 70 € quedarse en 10 € y otros quedarse en 4 €. A 4 € juegos que en su momento de lanzamiento eran de lo mejor que había y que siguen siendo juegazos como Watch Dogs y The Witcher 3. Es fácil encontrar las ofertas de los juegos ya que algunas de las propias tiendas ofrecen crear listas de favoritos y recibir notificaciones, otras páginas especializadas además incluso ofrecen un histórico de los precios.

En el PC con plataformas como Steam y Epic Games quizá algunos juegos se encuentra algo más baratos que en las consolas puede estar en torno a 3 y 10 € a favor del PC.

Aún con esto dependiendo del precio del PC puede seguir compensando una consola incluso si se es del tipo de jugador que juega muchos de juegos.

Tipo jugador

Hay juegos que exigen más a los PC que otros. Y hay personas que juegan exclusivamente a uno o pocos juegos y otros jugadores que juegan a muchos juegos incluídas las novedades.

Los juegos competitivos en línea no requieren potentes PC y hay personas que juegan exclusivamente a unos pocos de estos como League of Legends o Counter Strike. Si se es de este tipo de jugador un PC puede salir más económico que PC más consola ya que el mismo PC valdría para los dos casos.

Otras personas juegan a las novedades como Red Dead Redemption 2 que a medida que pasa el tiempo requieren PC más potentes. Si se es de este tipo de jugador el PC más consola puede ser más económico.

Mando o teclado y ratón

Algunos juegos se juegan mejor con teclado y ratón que con mando. Y algunas personas prefieren teclado y ratón para jugar.

Esto no influye en el precio pero sin en la decisión de una persona de elegir PC o consola independientemente del precio.

Juego en línea

Otra diferencia entre PC y consola es que en los PC no es necesario pagar por poder jugar a través de internet con otras personas. En la PlayStation si es necesario adquirir una suscripción para algunos juegos que en el caso de la PlayStation llega a los 60 € por doce meses de juego.

Sistema

La mayoría de los juegos disponibles en PC se desarrollan para el sistema Windows de modo que hace necesario tener instalado este sistema operativo para evitar problemas de compatibilidades. La licencia de Windows llega a los 100 € a incluir en el precio del PC.

En GNU/Linux también se puede jugar a muchos juegos de Window sin problemas utilizando Wine o el cliente de Steam. Aún así es posible que requiera solventar algunos problemas con los controladores gráficos, instalar una distribución GNU/Linux cosa que no todos los usuarios quieren hacer. Para estos casos optar por la opción de la consola es la opción más sencilla.

También puede influir el tipo de PC que se quiera tener, un PC compacto como los NUC o un portátil no son adecuados para los juegos aunque sean capaces de mover los juegos lo hacen manteniendo altas temperaturas de 75º lo que no es bueno para estos equipos durante periodos de varias horas.

Retrocompatibilidad

Los juegos de las consolas requieren del hardware de la consola y cambiar a la siguiente generación puede que no sea posible jugar a los juegos antiguos en ella. En los PC comprar un nuevo PC no solo es posible jugar a los juegos antiguos sino que además es posible jugarlos en mejores calidades e incluso jugar a juegos de consola antiguos con emuladores.

En el caso de la PS5 y Xbox Series X se ha anunciado que son retrocompatibles con los juegos de anteriores generaciones, la PS5 con la mayoría de los juegos de la PS4 y en el caso de la Xbox Series X con todo el catálogo de las anteriores.

Disponibilidad juegos

Algunos pocos juegos son exclusivos de una plataforma y para jugarlos hay que tener esa plataforma. Esto es un argumento de venta para las consolas y el hecho de que haya más exclusivos en estas.

Dependiendo si un juego al que se quiere jugar es exclusivo de esa plataforma es necesario adquirirla. Algunos juegos son exclusivos de una plataforma de forma temporal y pasado ese tiempo sale en el resto de plataformas si a uno no le importa esperar. E incluso Horizon Zero Dawn que era exclusivo de PS4 se ha anunciado que saldrá en PC.

Juegos en streaming

En el futuro es posible que la decisión entre elegir PC y consola se termine y se sustituya por servicios de juegos mediante en streaming que ya están disponibles como Stadia, Amazon Luna, GeForce Now o PlayStation Now.

Junto con un PC muy modesto y barato e incluso portátil o NUC lo único que será necesario es una buena conexión a internet con un ancho de banda a partir de los 35 Mbits, muchos operadores de telecomunicaciones ya ofrecen ese ancho de banda y en muchos casos superado ampliamente de 100, 200 y 600 Mbps.

Comparte el artículo: