Funcionamiento y precauciones a seguir en los servicios de compraventa de productos de segunda mano como Wallapop

Escrito por picodotdev el .
opinion planeta-codigo
Enlace permanente Comentarios

Los servicios de compraventa de productos de segunda mano son una forma de deshacerse de los productos que ya no se usan, sacarles una compensación económica y darles otra nueva vida a productos que tal vez fuesen a acabar en la basura de otro modo. Incluso productos que no están en buen estado hay gente capaz de preguntar por ellos. Hasta ahora no he tenido ningún problema grave vendiendo productos de segunda mano que ya no necesito pero en algún momento si he tenido duda de una posible estafa aún tomando las precauciones aconsejadas al usar un servicio de intercambio de segunda mano, en productos de poco valor no es muy importante pero a partir de una cierta cantidad requiere más precaución y en todo momento tener cuidado de no caer en otro tipo de estafas en la que estos servicios se utilizan como una forma de ponerse en contacto con las víctimas.

Wallapop

A lo largo del tiempo es casi seguro que algún producto que se tiene ya no se le da uso o hay algún producto que ya no se quiere. Una buena opción es dárselo a alguien conocido y le siga dando una segunda vida a un producto que es probable siga funcionando perfectamente. A veces dárselo no se conoce a nadie personalmente que lo pueda usar o lo quiera.

Para no tirar a la basura estos productos y obtener una pequeña compensación económica por el valor de los mismos hay muchas páginas de intercambio de productos de segunda mano. Páginas que permiten a los vendedores deshacerse de los productos que ya no se necesitan y a compradores permiten encontrar productos casi nuevos en algunos casos con una importante rebaja sobre el precio original, productos de coleccionismo que es difícil encontrar de otra manera o permite encontrar un mayor número de ellos.

Quizá la página más conocida de intercambio de segunda mano es eBay con usuarios en seguramente todos los países. Otras empresas de segunda mano son nacionales o de unos pocos países, en el caso de España están Wallapop, Milanuncios y Vinted entre las más conocidas.

Como usuario de Wallapop mi experiencia ha sido buena y con este servicio he vendido muchos productos que no quería, incluso productos en no muy buen estado sacando algunos euros por ellos y haciendo que otras personas les den a los objetos una nueva vida de algo que si no iba ir a la basura o no le iba a dar uso.

Aunque no he tenido ningún problema grave hay que seguir unas recomendaciones para no ser víctima de una estafa y evitar problemas que es aplicable a cualquier página de segunda mano.

Funcionamiento de Wallapop y páginas de segunda mano

Los servicios de intercambio generalmente de segunda mano son un lugar de encuentro entre vendedores y compradores. Por un lado los vendedores ponen el anuncio de sus productos que las páginas muestran como tablones de anuncios con una descripción y su estado, un precio y adjuntando varias fotos reales del producto. Los compradores tienen el catálogo completo de los productos de los vendedores y con la posibilidad de hacer búsquedas por categoría, precio, y distancia entre el vendedor y comprador.

En los términos de uso de estas páginas se detalla que el intercambio es un acuerdo entre el comprador y vendedor, ambos usuarios del servicio generalmente usuarios no profesionales. Wallapop no revisa los productos ni garantiza el estado de los productos y que el anuncio corresponda con lo detallado.

En caso de problemas o desacuerdos entre el comprador y vendedor están las disputas pero ellos solo median en el conflicto y la disputa se puede resolver de forma desfavorable a lo que consideramos justo.

Negociación del precio

Los servicios de intercambio ofrecen una aplicación de mensajería para que el comprador pueda ponerse en contacto con el vendedor e iniciar una conversación para aclarar cualquier duda que haya y llegar a un acuerdo en el precio.

Dado que los productos son de segunda mano el precio lo fijan los vendedores pero como no es un producto nuevo ni vendido en una tienda el precio y valor de producto se negocia entre ambas partes. El vendedor inicialmente pide un precio pero es habitual conseguir una rebaja con la intención de llegar a un acuerdo dependiendo de las ganas del vendedor de deshacerse del producto.

Es habitual que los compradores intenten regatear unos euros en el precio del producto, para evitarlo como vendedor es posible indicar en el anuncio que el precio no es negociable. En el precio un vendedor el libre de pedir el precio que quiera pero si es muy alto es seguro que no habrá gente interesada aún asi lo aconsejable es poner un precio e ir bajando paulatinamente en función de la gente interesada, ganas de deshacerse del producto y el precio al que se están vendiendo otros productos similares. Los compradores pueden hacer ofertas y algunas son ridículas para el producto anunciado, para no recibir este tipo de formas por ello los vendedores indican que el precio no es negociable si al que lo han puesto es lo mínimo que aceptan.

Al iniciar una negociación es recomendable leer detalladamente la descripción del producto, hacer todas las preguntas que se consideren al comprador y si es necesario pedir al vendedor que ponga nuevas fotos que muestren mejor el producto. Las preguntas son principalmente para evitar sorpresas al recibir el producto pero también para evaluar la confianza que se le concede al vendedor.

Una vez llegado a un acuerdo en el precio, hay que negociar también la forma de intercambio que puede ser físicamente en mano o a través de envíos nacionales en los que el servicio de intercambio ofrece ayuda para realizar el envío con una comisión que proporciona un seguro y los costes del envío añadida al precio del producto que paga el comprador.

Con todo acordado el vendedor ha de preparar el paquete y entregarlo en un punto de recogida en el plazo de unos días. Wallapop por ejemplo ofrece Correos como servicio de mensajería que no tiene coste para el vendedor y la entrega es tan simple como presentar un código de envío y seguimiento que proporciona Wallapop una vez realizada formalizada la compra por el comprador y aceptada por el vendedor.

Con el código de seguimiento tanto el comprador como el vendedor pueden conocer el estado del envío y su entrega.

Garantías

Para dar seguridad a comprador y vendedor en los envíos Wallapop hace de intermediario en el pago, por un lado cobra y retiene el dinero del comprador hasta que este confirme el estado del producto de acuerdo a lo descrito en el anuncio y el vendedor también evita problemas y tiene una forma más cómoda de realizar el intercambio económico. En caso de un problema en la transacción al comprador se le devuelve el dinero y la disputa no se resuelve a favor del vendedor.

Disputas

Al recibir el producto el comprador debe revisar el producto, confirmar que está correcto o abrir una disputa antes de 48 horas que da como plazo Wallapop. Pasado el cual el producto se considerará correcto y se liberará el dinero al vendedor.

En caso de cualquier problema lo primero es intentar aclarar con el comprador o vendedor de forma amistosa el problema que haya surgido mediante el chat si se trata de un envío. Si no se llega a un acuerdo el comprador tiene 48 desde la recepción el paquete para abrir la disputa en la que detalla el caso y aportará sus pruebas como fotos, ya sea porque el producto recibido no concuerda con lo anunciado por el vendedor o porque en los casos más graves se trate de una estafa.

Una vez abierta la disputa el vendedor tiene dos opciones para resolver la disputa, aceptar la devolución o escalar la disputa a Wallapop para que esta medie en el conflicto. Si se acepta la devolución el comprador ha de devolver el producto en las condiciones originales realizando un nuevo envío, una vez el vendedor lo reciba y revise el comprador recibe la devolución de su dinero.

Si el vendedor no está de acuerdo con las alegaciones del comprador la segunda opción que tiene es escalar la disputa para que Wallapop decida. Las disputas se resuelven de dos formas, una dando la razón al comprador y cursando una devolución o otra dando la razón al vendedor lo que implica finalizar la transacción y liberando el dinero negociado al vendedor.

La resolución de una disputa la realiza una persona o agente de Wallapop, es un proceso manual y requiere la revisión tanto del chat como de los argumentos expuestos y pruebas aportadas por ambas partes. Si se resuelve a favor del comprador ha de hacer la devolución, si se resuelve a favor del vendedor la transacción finaliza y el dinero acordado se libera en el monedero del vendedor.

Dado que las disputas las revisa de forma manual un agente de Wallapop son lentas llegando a varias semanas para obtener una contestación y resolución por ello si es posible es mejor resolver el caso de forma amistosa.

Las disputas se abren desde la aplicación móvil. Adicionalmente en el caso de Wallapop ofrece varias formas de contacto en caso de algún problema adicionalmente a las disputas, mediante su cuenta de Twitter @wallapop y un formulario de contacto de Wallapop en su Centro de ayuda en la que proporcionar un correo electrónico para continuar el caso mediante correo electrónico.

Seguridad al usar Wallapop

Si bien en la mayoría de los casos y en mi experiencia las transacciones finalizan correctamente hay que mantener algunas precauciones al usar servicios de intercambio de segunda mano para evitar estafas y problemas.

Transacción en mano

En las transacciones en mano los servicios de segunda mano solo ponen en contacto a vendedor y comprador. Estos si están en la misma ciudad pueden quedar en un lugar físicamente en la que realizar el intercambio de dinero por el producto en mano sin intermediación en el pago por parte de Wallapop, aunque en mano también pueden hacer de intermediario en el pago.

Quizá la mayor precaución es quedar preferentemente en un lugar público, transitado y fácilmente reconocible como una parada de metro o un edificio público conocido, al fin y al cabo se está quedando con un desconocido y salvo que el producto lo requiera por su volumen como un mueble es preferible no quedar en un domicilio.

Envíos

En los envíos es seguramente la forma en la que pueden surgir más problemas ya que el comprador ha de confiar en el vendedor de que enviará un producto en el estado descrito en el anuncio y el vendedor ha de confiar que el comprador no va a alegar ningún problema con el producto.

Como comprador

Las transacciones entre comprador y vendedor en los envíos requieren confianza y buena fe entre ambas partes. Las plataformas de segunda mano ofrecen información para dar confianza e información a ambos.

Como comprador se ha de comprobar el perfil del vendedor como que no sea una cuenta de reciente creación, que tenga información verificada como teléfono o email, que tenga información de su ubicación, leer las opiniones y valoraciones de otros usuarios de transacciones anteriores.

En cuanto al producto este ha de estar ampliamente detallado, con fotos reales del producto que muestre su estado y posesión por el vendedor y no de catálogo de las que proporciona el fabricante.

En caso de cualquier duda no aclarada en la descripción del anuncio o fotos el chat permite preguntar al vendedor acerca del producto y si las fotos no muestran algún detalle de interés se puede solicitar al vendedor que añade nuevas fotos mostrando los detalles.

Una vez con la información del vendedor y del anuncio, el chat además de para llegar a un acuerdo permite también evaluar al vendedor con la conversación que se mantenga si es de confianza respondiendo rápido, con buena comunicación y proporcionando la información que se le pida.

Como vendedor

Como vendedor se ha de comprobar igualmente el perfil del comprador como que no sea una cuenta de reciente creación, que tenga información verificada como teléfono o email, que tenga información de su ubicación, leer las opiniones y valoraciones de otros usuarios de transacciones anteriores.

Al mantener la conversación con el comprador no está demás preguntarle explícitamente si tiene alguna duda que quiera aclarar para que una vez reciba el producto no se lleve una sorpresa de algo que desconocía y no pueda justificarse de esta forma en caso de desacuerdo al recibir el producto.

Al formalizar la compra y recibir la notificación de que la venta se ha realizado hay que comprobar que el nombre del perfil concuerde con el del destinatario, comprobar que el código postal del envío concuerde con la ubicación del usuario. Hasta el momento de entregar el paquete a la empresa de mensajería hay opción de cancelar el envío pero una vez entregado ya no es posible para el vendedor cancelar la compra y envío.

Como vendedor se quiere vender un producto pero se ha de asegurar de que no es una estafa, en productos de poco precio no importan tanto pero en productos a partir de cierta cantidad y demandados como los productos tecnológicos es mejor ser precavido. En caso de duda de confianza mejor no venderlo por mucho que se quiera venderlo.

Problemas típicos a evitar

Los servicios de intercambio de artículos de segunda mano en esencia son un medio de poner en contacto a un vendedor y comprador que no se conocen entre ellos y realizar un intercambio incluso realizando un envío, operación que incluye el intercambio de dinero. A pesar de que los servicios establecen medidas de seguridad y dan consejos de uso hay que tener algunas precauciones a la hora de estos servicios para evitar estafas.

El problema más grave es que el vendedor o comprador hagan pagos fuera de los medios que ofrece el servicio de intercambio de segunda mano, ya sea a través de transferencia bancaria o cualquier otra forma, o sean víctimas de un ataque de phishing que les roben sus credenciales de la tarjeta de débito o cuenta bancaria. Los estafadores pueden utilizar cualquier excusa para solicitar un pago fuera del servicio, como que la empresa de mensajería solicita un pago. Al mismo tiempo cualquier intento de mantener una conversación fuera de chat debe ser un punto de alerta.

Otros problemas son que como comprador el vendedor envíe cualquier otra cosa al producto de anuncio de peso similar pero de cero valor. Como vendedor el problema puede surgir cuando el comprador abre una disputa por motivos que no son ciertos e intenta conseguir la devolución momento en el que igualmente devuelve cualquier otra cosa de cero valor pero no el producto original con lo que el vendedor corre el riesgo de quedarse sin el producto. Como comprador si el vendedor envía un producto que no se ajusta a lo detallado en el anuncio y en la conversación mantenida en el chat hay que abrir una disputa reuniendo y presentando en ella las pruebas del chat y fotos del producto para conseguir una devolución y obtener una devolución del importe.

Para evitar estos graves problemas hay que tomar algunas precauciones. Mantén una conversación con el comprador o vendedor dentro del chat que ofrece el servicio para que en caso de problema el servicio pueda revisarlo, no realizar ninguna comunicación fuera del chat ni fuera de los cauces que proporciona Wallapop con su aplicación. Tampoco realizar ningún pago fuera de los medios que ofrece el servicio de intercambio. No dar ninguna información personal que incluye dirección, DNI y teléfono.

En los problemas menores están que como vendedor los compradores al contactar ofrecen un precio ridículo para el producto o que intentan regatear unos euros en algo que vale menos de 10. En estos casos basta con poner en el anuncio que el precio no es negociable o simplemente decirles que no se acepta una oferta tan baja.


Comparte el artículo: